Blog

No nací para estar callada. Este blog es un resumen de todo lo que llevo dentro, mis ideas, mis principios, lo que me hace ser yo. Y tengo que gritarlo.

I was not born to be quiet. This blog is a summary of everything that I have inside, my ideas, my principles, what makes me be me. And I have to shout it.

Ventajas y desventajas de comprar artesanía

Cuando compras artesanía, no sólo estás comprando un artículo único hecho exclusivamente para ti, sino también un pedacito del corazón de quien lo ha hecho. Pero comprar artículos hechos a mano tiene sus ventajas y desventajas.

¡Ya he hecho 300 grullas de origami!

El pasado viernes alcancé las 300 grullas. ¡No puedo creérmelo! Cada día hago una grulla de origami más hasta completar mi Senbazuru.

¡Sorteo! Toda la información, aquí

¿Todavía no te has enterado? ¡Participa hasta el domingo 25 de noviembre a las 23:59! Podrás conseguir cualquier artículo de mi tienda con envío gratis. Sólo para residentes en España.

Vergüenza me daría trabajar en ‘Ausonia’

Cada año que pasa, Ausonia (marca de compresas y productos de higiene íntima femenina), me da más asco. Estoy hasta los ovarios de la misoginia maquillada de sus anuncios y de los eslóganes que aparentan ser ‘feministas’ pero que después de analizarlos un minutito… empiezan a oler a rancio.

200 grullas de origami que ya pueden volar

Una al día, ya he hecho 200 grullas. Se dice rápido, pero más rápido se ha pasado el tiempo, creedme. Empecé en febrero y de repente estamos a finales de agosto. Tempus fugit.

La caja de Pandora: ni era una caja ni un mito

Lo siento. No sé si a alguien le maravillaba la idea de que la mítica Pandora tuviera una caja. Pero no, no era una caja. Era [spoiler mitológico] una vasija. Algo bastante evidente, por otra parte, al tratarse de un mito griego. Específicamente, se trataba de un pithos (πίθος). Pero alguien, un día, decidió llamarle “caja”. Y nos ha dado igual durante siglos.

100 grullas terminadas

Éstas son las 100 primeras grullas de origami para mi senbazuru. Empecé a realizarlas en febrero y, una cada día, ya van 100. Parecía que nunca iba a llegar, pero al final lo ha hecho… Seguiré haciendo grullas hasta terminar las mil con constancia, paciencia y voluntad.

No todo son malas noticias

Últimamente han cambiado cosas en mi entorno y para bien. Es raro que ésto me suceda, la verdad. Estoy acostumbrada a ser bastante gafe en todos los aspectos y no pensaba que fuera a llegar nunca una buena racha. Pero así ha sido.

Luz Casal y la huelga feminista

Luz Casal, ¿cómo te atreves a decir lo que has dicho? ¿No se te cae la cara de vergüenza? Hasta hoy me producías algo de admiración… pero has perdido todo mi respeto. Sólo espero que luego no vengas buscando el abrazo feminista al que estás dando la espalda.

Creo que mi despido es inminente

El único motivo por el que sigo en mi empresa, a pesar de que incumplen el Convenio Colectivo, el Estatuto de los Trabajadores y varios Reales Decretos es porque adoro a mis compañeros de trabajo… Pero mi paciencia no es infinita y tampoco soy gilipollas.

Nuevos proyectos para 2018

Ya me han llegado los primeros papeles para mi proyecto de las mil grullas de papel. Y se me están ocurriendo muchísimos proyectos paralelos. Me siento creativa y emocionada.

Mis mil grullas de papel

Bueno… Todavía no son mías, porque aún no existen. Según una antigua leyenda japonesa, Senbazuru, al que que haga mil grullas de origami se le concederá un deseo. Voy a intentarlo.

El machismo en las mujeres me mata

Y a qué feminista no. No lo entiendo. Lo he intentado, pero no lo entiendo. No entiendo que un ser humano elija voluntariamente la sumisión irrevocable.

Bienvenidos… o no.

Llevo mucho tiempo necesitando hacer esto. Y por fin lo he hecho. He creado este blog para gritar todo aquello que llevo años callándome y alguna cosa más.